En la comunidad Sápara de Llanchamacocha hasta hace aproximadamente dos meses no existían mecanismos de comunicación adecuados ni efectivos para que las personas que viven en en ella se comunicaran adecuadamente con el exterior. En un trabajo mancomunado entre esta nacionalidad, Terra Mater y Amazon Watch se pudo desarrollar una propuesta para el ingreso de internet satelital, una experiencia que permitirá una comunicación ágil entre los miembros de la comunidad y el exterior.

Llanchamacocha alberga el primer proyecto de turismo comunitario con enfoque en la sanación. El Proyecto de Desarrollo Comunitario Naku nace en el año 2012 como una alternativa viable al modelo de desarrollo extractivista que se busca consolidar en la amazonía y que ve en la explotación petrolera o minera la manera más rentable para obtener recursos. El pueblo Sápara, por su parte plantea una alternativa comunitaria, autogestionada y viable, con enfoque en el respeto a los Derechos Humanos de la nación Sápara, buscando el respeto a la naturaleza y la coexistencia cultural con los visitantes que llegan a esta propuesta. En su página web, esta propuesta señala “Esta iniciativa garantiza el buen vivir de las cuatro comunidades Saparas que conforman NAKU, en las que viven más de 80 personas. La meta es difundir los beneficios a toda la población Sapara del Ecuador, a través de actividades sustentables, que nos permitirán tener una mejor calidad de vida, conservar la biodiversidad del territorio y transmitir los conocimientos de nuestra cultura ancestral para que perduren con el pasar del tiempo.”

Lino Tsamach está en esa indefinible edad que va entre los 23 y 33 años. Es bajito, pero corpulento. Dice que es Shuar, pero vive en la comunidad Sápara de Llanchamacocha, donde está casado y tiene sus hijos y esposa. Habla Español, Shuar, Kichwa y un “poquito” de Sápara, esto significa que conoce el significado de varias palabras y algunas canciones que cantan los ancianos. Trabaja en el proyecto de turismo y sanación Naku, una iniciativa comunitaria de la nacionalidad Sápara que busca atraer turistas para que vivan la “Experiencia Naku” y convivan durante algunos días en uno de los territorios más biodiversos y mejor conservados en la Amazonía ecuatoriana. Lino desde hace dos meses puede saber cómo están sus familiares en su comunidad en la Provincia de Morona Santiago, habla frecuentemente con sus hermanos, tíos y se entera de cómo están. Antes del ingreso de la antena que provee el servicio de internet a la comunidad, Lino debía esperar a salir a Puyo para poder conectarse a una red y saber si es que había alguna novedad con su familia o comunidad. La llegada de esta herramienta digital fue providencial, pues apenas dos días después de su instalación, se denunció el sobrevuelo de un helicóptero en la comunidad, con personas vestidas con uniforme militar y civiles dentro de la nave quienes apuntaron con el dedo, tomaron notas sobre la ubicación de las casas, el centro comunitario, la escuela, la pista de aterrizaje, etcétera, nos cuenta Lino y añade que fue gracias a ella que pudieron denunciar al mundo entero lo que estaba ocurriendo, el temor que sintieron los ancianos y la determinación con la que el Pueblo Sápara declaró en emergencia su territorio y se dispuso a protegerlo.

Mira el sobrevuelo realizado en Llanchama

Para llegar a la comunidad de Llanchama, una persona que viaje desde Quito deberá viajar aproximadamente cinco horas por carretera hasta el aeropuerto de Shell, donde deberá tomar una avioneta que volará durante otra media hora hasta llegar a la comunidad Sápara, eso si es que hay buen clima, de lo contrario deberá esperar a que la pista esté en condiciones “operables”, es decir que se encuentre lo suficientemente seca como para que no existan riesgos para los tripulantes y realizar el vuelo. No existen carreteras para llegar a esta comunidad indígena.

El pasado martes cuatro de octubre los miembros de la comunidad pudieron contar sus experiencias sobre lo que han podido observar y vivir dentro de la comunidad desde que llegó el internet a su territorio. Las preguntas fueron varias y las inquietudes innumerables. ¿Cómo funciona el internet? ¿De dónde viene? ¿Porqué es a veces tan lento? ¿Cómo podemos hacer que sirva mejor a la comunidad? ¿Qué dispositivos son útiles para la escuela? ¿Cómo podemos ayudar a los estudiante del colegio? ¿Cómo evitamos que se “envicien en el Facebook”? Las dudas, inquietudes y curiosidad superan con creces los temas que se pueden desarrollar en un día de trabajo y de taller, sin embargo, ahora se pueden resolver muchísimas de ellas a través de mensajes de whatsapp o de Facebook Messenger.

Una cultura al borde de la desaparición, amenazada por la explotación petrolera.

El idioma Sápara es hablado solamente por cuatro ancianos en el planeta, su situación es tan grave que la lengua Sápara fue declarada como Patrimonio Oral Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO. El gobierno del Ecuador ha realizado esfuerzos que aún no arrojan resultados en el afán de mantener vivo este idioma. La nacionalidad Sápara en el Ecuador es de unas 575 personas. El territorio de este pueblo de encuentra dentro de los Bloques petroleros 79 y 83, otorgados en concesión al consorcio petrolero Andes Petroleum, conformado por la China National Petroleum Corporation (CNPC) y China Petrochemical Corporation (Sinopec).

Resta ver pues, de qué manera esta herramienta digital apoya al Pueblo Sápara en la protección de su territorio frente a las amenazas externas que pueda sufrir, así como también de qué forma se puede utilizar el internet satelital para dar a conocer al pueblo Sápara y sus iniciativas al mundo.

 
Please follow and like us: